Fundamentos del Baile y la Danza

Los bailes y danzas abarcan una gran cantidad de modelos físicos y rítmicos que rozan áreas como la educación física, la expresión corporal e incluso la danza como arte o actividad con una finalidad en sí misma.

La necesidad de expresarse es propia de muchos seres vivos, y entre ellos se encuentran los humanos, cuyo primer lenguaje de comunicación fue el gestual. Posteriormente se incorporó la música y el lenguaje verbal. Por tanto, la expresión está ligada al gesto o a los denominados movimientos o actos motores, que complementan el lenguaje verbal.

Los primeros gestos que utiliza una persona al nacer -y que se conservan durante gran parte de la vida- se pueden considerar como innatos, los cuales pertenecen al desarrollo de una determinada especie. Con el tiempo, van apareciendo gestos aprendidos o adquiridos, determinados por el medio y cultura que rodea al individuo. Estos últimos son automatizados, pudiendo llegar a un proceso de desarrollo personal en el que se generan expresiones propias o creativas en función de carácter y las aptitudes de la persona.

Fundamentos de la danza y el baile

Fundamentos de la danza y el baile

Uno de los objetivos finales del trabajo en la danza es sin duda este, el potenciar manifestaciones creativas, originales y propias del individuo, capaces de adaptarse a una sociedad dinámica y cambiante como es la actual.

El concepto de danza o baile va ligado a la evolución del hombre como tal, de la sociedad donde se desarrolla y de las clases sociales existentes en la misma.

Los pueblos primitivos danzaban y danzan hoy en día para pedir lluvia, protegerse de los espíritus, garantizar la caza o para rogar a los dioses; era un medio para expresar sus miedos, temores o ilusiones a través del movimiento, siendo en algunas ocasiones utilizado como vehículo físico para someter a los integrantes de una comunidad bajo unas creencias o cultos.

En el mundo clásico –el antiguo Egipto, la Grecia clásica o el Imperio Romano- adquiere gran importancia la representación en escena, como forma de adorar a los dioses o de expresar los problemas y contenidos sociales del momento. A través de la danza se buscaba la formación equilibrada e integral de la persona en los aspectos físicos, moral y espiritual.

En la Edad Media se inicia en el mundo occidental un largo periodo de negación del cuerpo, bajo unas concepciones religiosas judeo-cristianas que impregnan toda la sociedad. En esta etapa la evolución de la danza adquiere un carácter claramente dicotómico, por un lado, se encuentran las clases populares que mantienen sus propias danzas (danzas populares), casi sin cambios  hasta nuestros días; y por  otro, las clases altas -representadas por la Corte, la aristocracia o la burguesía- generaron las distintas modalidades de bailes de salón.

En el Renacimiento, sobre todo en Italia y Francia, supuso el afloramiento de la danza como forma de relación social y refinamiento.

En el mundo contemporáneo, desde el siglo XIX, la danza ha recibido la influencia de las nuevas corrientes de pensamiento, evolucionando hasta generar multitud de tendencias adaptadas a las necesidades de la sociedad actual.

Oscar Romero Ramos

FacebookGoogle BookmarksDeliciousMeneameMessengerTuentiLinkedInTwitterWordPressTechnorati FavoritesYahoo BookmarksEmailShare

1 Comment

  1. Me ha resultado muy interesante, y sobre todo curioso, el blog, lo seguiré para estar al corriente de los conceptos y generalidades de esta nueva para mí temática, así como para saciar mi curiosidad con los conocimientos y experiencia que aquí se vierten.

    Gracias por compartirlo, y enhorabuena por la iniciativa.

Leave a Reply